martes, 20 de julio de 2010

UnA de Cal Y oTrA de ArEnA.

Como viene siendo habitual por parte de la C.E.J.A. (nuestra queridísima y conprometida  consejería de Educación), una vez que sus trabajadores, los andamios que sustentan la educación en Andalucía, abandonan los centros escolares, aprovechan para lanzar sus patéticas reformas y cambios a su manera de entender y dirigir la educación.

  El pasado día 13 salieron  a la luz los REGLAMENTOS ORGÁNICOS DE LOS CENTROS  (ROC).

 Lo más triste es que la inmensa mayoría del profesorado estás radicalmente en contra de este ROC, habiendo quedado patente por parte de los sindicatos y las  distintas  concentraciones y actos explícitos contra dichos reglamentos. De esta manera  queda patente el pasotismo y despropósto de diálogo que la Consejería tiene con repecto al profesorado andaluz.

   Tras la publicación de estos reglamentos el panorama para el próximo curso se hace más sombrío, si cabe. A los recortes de plantillas, las restricciones en la cobertura de bajas y el establecimiento del nuevo y discriminatorio sistema de bolsas de trabajo, habrá que sumar la entronización de la dirección como figura plenipotenciaria del centro que asume atribuciones hasta ahora reservadas a la Administración y amplía su condición directiva al ámbito pedagógico, algo inédito en la historia de nuestra reciente democracia.
   Está en juego la dignidad de la ecuela pública.

    Se ha dado el penúltimo paso hacia la privatización de la escuela pública. Los colegios como empresas, o más bien como cortijos...


   Pese a esta noticia nada deseada, aprovecho para comunicaros que  volveremos a vernos las caras el próximo curso en el CEIP virgen de Montemayor.

   Besitos a tod@s  especialmente a mis niñ@s.

No hay comentarios:

Publicar un comentario