martes, 18 de mayo de 2010

Un VeRANo CoN MÚsIcA



Querida familia, comenzamos nuestra última unidad didáctica: Un verano con música.

       Ya falta poco para la llegada del ansiado verano y pretendemos que vuestros hijos inicien sus vacaciones sabiendo un poco más acerca de las características de esta estación, del paisaje que la caracteriza y de las frutas típicas de la temporada veraniega. También queremos que adquieran hábitos saludables, aprendiendo a protegerse del sol y del calor, y que sepan poner en práctica todo lo que han aprendido a lo largo del curso.

A continuación os proponemos algunas actividades relacionadas con la unidad que podéis realizar con vuestros hijos:


- Decidles que busquen en revistas o catálogos comerciales fotografías de personas que vayan vestidas con ropa de verano.

- Pedidles que nombren acciones que piensan realizar durante las vacaciones de verano: viajar, nadar, jugar, visitar a familiares…

- Salid con vuestros hijos y practicad un juego o deporte al aire libre.

- Jugad a buscar objetos según una indicación establecida: que sean de forma circular, triangular…

- Cuando os dispongáis a planchar, pedid a los niños y niñas que observen cómo está la ropa antes (arrugada) y cómo está después de que la hayamos planchado (lisa).

- Decidles que os enseñen las canciones, poesías y adivinanzas que han aprendido en el colegio y cantadlas o recitadlas con ellos.

- Acudid con vuestros hijos a un concierto o espectáculo musical.

- Inventad, junto con vuestros hijos, un cuento en el que el protagonista sea un insecto. Aquí tenéis una serie de preguntas que os ayudarán a crear la historia: ¿Qué insecto era? ¿Cómo se llamaba? ¿Dónde vivía? ¿Con quién? ¿Qué es lo que más le gustaba hacer? ¿Qué le ocurrió? ¿Cómo termina el cuento?



Además, podéis realizar cualquier otra actividad que se os ocurra y que sirva para compartir con vuestros hijos sus pequeños aprendizajes y descubrimientos de cada día.


 En el cole, en infantil, el juego es una de las herramientas más idóneas  para enseñar y aprender.  Me gustaría recordar aquel "desafortunado comentario" en la vergonzosa reunión de infantil celebrada semanas atrás, donde ese padre  se vanagloriaba de jugar con su hijo/a a la casita cuando llegaba cansado de su duro día de trabajo. Recordemos lo importante que es pasar tiempo con los niñ@s, realizar juegos donde transmitamos nuestros valores, muestros conocimietos y donde conozcamos cómo va creciendo nuestro hij@, pues sólo así tendremos las pautas de cómo actuar día a día con ell@s. Esa tarea debe ser tarea compartida de padres y profesores.
   Eso es parte de nuestro trabajo como maestros de infantil. No el entretener a los niñ@s, ni aguantarlos durante 5 horas diaria, sino enseñarles, educarles, entenderles, escucharlos, formarlos, y empaparlos de valores y hábitos, aunque desgraciadamente  la mayoría de las veces se evaporen al salir por las puertas del Virgen de Montemayor.



Así nos divertimos en el arenero.