jueves, 22 de abril de 2010

23 AbRiL DÍa dEl LiBrO


   Los soportes en los que desde inmemoriables los hombres hemos ido dejando constancia de nuestros pensamientos, hazañas, etc, han ido evolucionando, adaptándose a los tiempos. Llamémosle libro, en su apariencia actual, los impersonales libros digitales .., o aquellos vestigios, rollos de papiro escritos a mano de la biblioteca de Alejandría. Mencionemos a los que tenemos en nuestra aula de infantil, algunos de ellos rotos, sin texto, en 3D, con texturas…: o aquellos que tenemos en casa olvidados, a los que le quitamos el polvo de vez en cuando, esperando que le despertemos de su larga siesta, en algún impulso inesperado de ansias por leer.


   Refirámosno a los que les tenemos cariño por contener entre sus páginas alguna dedicatoria, alguna nota, de alguien especial, una evocación a una mágica época, a un sublime pensamiento, … Aquellos que enfilan las balda de la biblioteca que visitamos, o que llegamos a visitar en los años de instituto o universidad; aquellos que nos enseñaron lo que de ninguna otra manera hubiésemos podido aprender. Aquel libro que se funde en nuestras manos, en esas benditas horas que dedicamos a nuestro espíritu, abandonando nuestro ser, despertando aquello que por el trote diario del strés arrullamos hasta dormirlo. Llamémosle libro a aquel, que sin abrirlo nos cambia la cara, sin verlo leemos sus líneas, y sin saberlo, le damos vida en nuestras vidas.

A todos ellos, en uno u otro formato, démosle el merecido homenaje de agradecimiento por formar parte de nuestras vidas.

Regala un libro a tu hijo y regalarás un tesoro.

                                                                                                                 Miguel Á. Santos Mariano.


Para celebrar el día del libro en nuestro cole, infantil ha elaborado un cuento que expondremos en nuestro blog para el disfrute de tod@s.

“La lectura hace al hombre completo; la conversación, ágil, y el escribir, preciso”.
                                                                                 Francis Bacon.